Azael May y su hermano gemelo dejaron la casa de sus padres en Huajuapan de León, Oaxaca y se trasladaron a la edad de 14 años, al Estado de México para estudiar la preparatoria en la Universidad Chapingo.

Desde que ingresó a esta institución su vida cambió, pues gracias al sistema de becas de la universidad que incluye alimentación, colegiatura y un monto mensual por hospedaje, él pudo concluir sus estudios pese a que el panorama era difícil con cuatro hermanos.



“Haber ingresado a Chapingo fue un factor muy importante para desarrollarme tanto académica como personalmente: me ayudó a formar mi carácter y me proporcionó las herramientas para crecer no sólo en la carrera, sino también en el aprendizaje de idiomas, en los deportes -tae kwon do y basquetbol-, así como en brindarme la oportunidad de seguir estudiando”, sostuvo May.



Ricardo, el ‘indio huarachudo’ que logró entrar al Tecnológico de Massachusetts, además de trabajar en Japón como investigador en NODAI, Azael coordina Re-Inventando Japón, un programa gubernamental que busca estrechar los lazos de cooperación académica entre la institución nipona y distintas universidades latinoamericanas.

El joven agrónomo cuenta que ha tenido una vida de sacrificios al estar lejos de su familia, pero también ha sido de satisfacciones, ya que en Japón conoció a su esposa con quien tiene un hijo.

A pesar del éxito profesional que rodea a Azael, él no descarta regresar a México en el 2020, cuando termine su estadía, y colaborar en la formación de más ingenieros agrónomos de Chapingo.
Fuente: Agencias

“orgullo Mexicano” Joven agrónomo de Oaxaca será profesor en universidad de Tokio




Azael May y su hermano gemelo dejaron la casa de sus padres en Huajuapan de León, Oaxaca y se trasladaron a la edad de 14 años, al Estado de México para estudiar la preparatoria en la Universidad Chapingo.

Desde que ingresó a esta institución su vida cambió, pues gracias al sistema de becas de la universidad que incluye alimentación, colegiatura y un monto mensual por hospedaje, él pudo concluir sus estudios pese a que el panorama era difícil con cuatro hermanos.



“Haber ingresado a Chapingo fue un factor muy importante para desarrollarme tanto académica como personalmente: me ayudó a formar mi carácter y me proporcionó las herramientas para crecer no sólo en la carrera, sino también en el aprendizaje de idiomas, en los deportes -tae kwon do y basquetbol-, así como en brindarme la oportunidad de seguir estudiando”, sostuvo May.



Ricardo, el ‘indio huarachudo’ que logró entrar al Tecnológico de Massachusetts, además de trabajar en Japón como investigador en NODAI, Azael coordina Re-Inventando Japón, un programa gubernamental que busca estrechar los lazos de cooperación académica entre la institución nipona y distintas universidades latinoamericanas.

El joven agrónomo cuenta que ha tenido una vida de sacrificios al estar lejos de su familia, pero también ha sido de satisfacciones, ya que en Japón conoció a su esposa con quien tiene un hijo.

A pesar del éxito profesional que rodea a Azael, él no descarta regresar a México en el 2020, cuando termine su estadía, y colaborar en la formación de más ingenieros agrónomos de Chapingo.
Fuente: Agencias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario