Para silenciar los delitos, la pareja hizo creer a su hijo que los abusos eran parte de la vida normal.

Una pareja homosexual que reside en Australia fue acusada de violar a su hijo adoptivo, quien habría sido además obligado a participar de encuentros con otros hombres.



Los hombres identificados como Mark J. Newton y Peter Truon enfrentan el juicio luego que las autoridades australianas a través de una investigación determinaran que la pareja expuso imágenes pornográficas de su hijo en un sitio web de pedofilia, especializado en exponer videos de menores de entre 6 y 8 años, según reportó la Policía.

La investigación reveló que el pequeño fue violado en, al menos, ocho ocasiones por hombres de Alemania, Francia y Estados Unidos. Los violadores pagaron 8.000 dólares a la madre biológica rusa para que les entregara el menor en el año 2005.



Para silenciar los delitos, la pareja hizo creer a su hijo que los abusos eran parte de la vida normal. Los agentes de la Policía comentaron que Newton había enseñado al menor a contestar a las preguntas de los investigadores para negar la violación.

Mark J. Newton deberá pasar cuarenta años en la cárcel y tendrá que pagar $400.000 dólares al niño, mientras Peter Truong se encuentra a la espera de la sentencia. 
Fuente: El Espectador

Buscan a pareja homosexual que es acusada de violar a su hijo adoptado



Para silenciar los delitos, la pareja hizo creer a su hijo que los abusos eran parte de la vida normal.

Una pareja homosexual que reside en Australia fue acusada de violar a su hijo adoptivo, quien habría sido además obligado a participar de encuentros con otros hombres.



Los hombres identificados como Mark J. Newton y Peter Truon enfrentan el juicio luego que las autoridades australianas a través de una investigación determinaran que la pareja expuso imágenes pornográficas de su hijo en un sitio web de pedofilia, especializado en exponer videos de menores de entre 6 y 8 años, según reportó la Policía.

La investigación reveló que el pequeño fue violado en, al menos, ocho ocasiones por hombres de Alemania, Francia y Estados Unidos. Los violadores pagaron 8.000 dólares a la madre biológica rusa para que les entregara el menor en el año 2005.



Para silenciar los delitos, la pareja hizo creer a su hijo que los abusos eran parte de la vida normal. Los agentes de la Policía comentaron que Newton había enseñado al menor a contestar a las preguntas de los investigadores para negar la violación.

Mark J. Newton deberá pasar cuarenta años en la cárcel y tendrá que pagar $400.000 dólares al niño, mientras Peter Truong se encuentra a la espera de la sentencia. 
Fuente: El Espectador

No hay comentarios.:

Publicar un comentario