La familia Beceiro recibía por cada aplicación de este medicamento clonado la cantidad de 22 mil 500 pesos; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no curaba al enfermo; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no le aliviaba el dolor al enfermo; 22 mil 500 pesos que se sumaron a la fortuna de los Beceiro, quienes después de eso abrieron varios restaurantes de lujo y hasta les alcanzó para comprarse una casa en Woodlands.



Sin embargo, el precio que maneja la empresa regiomontana Fármacos Especializados, que le ha suministrado este mismo medicamento al Seguro Popular, revela que se ha vendido en 19 mil 468 pesos. Tres mil 32 pesos menos, por producto, que lo ofertado para el hospital veracruzano.

Como se explicó, la familia Baceiro recibía por cada aplicación de este medicamento clonado la cantidad de 22 mil 500 pesos; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no curaba al enfermo; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no le aliviaba el dolor al enfermo; 22 mil 500 pesos que se sumaron a la fortuna de los Beceiro, quienes después de eso abrieron varios restaurantes de lujo y hasta les alcanzó para comprarse una casa en Woodlands.
Fuente: Libertad bajo palabra. 

Los exhiben para que el Pueblo de México los conozca: La familia que inyectaba agua a los niños con cáncer y se hicieron millonarios de la noche a la mañana



La familia Beceiro recibía por cada aplicación de este medicamento clonado la cantidad de 22 mil 500 pesos; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no curaba al enfermo; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no le aliviaba el dolor al enfermo; 22 mil 500 pesos que se sumaron a la fortuna de los Beceiro, quienes después de eso abrieron varios restaurantes de lujo y hasta les alcanzó para comprarse una casa en Woodlands.



Sin embargo, el precio que maneja la empresa regiomontana Fármacos Especializados, que le ha suministrado este mismo medicamento al Seguro Popular, revela que se ha vendido en 19 mil 468 pesos. Tres mil 32 pesos menos, por producto, que lo ofertado para el hospital veracruzano.

Como se explicó, la familia Baceiro recibía por cada aplicación de este medicamento clonado la cantidad de 22 mil 500 pesos; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no curaba al enfermo; 22 mil 500 pesos por un medicamento que no le aliviaba el dolor al enfermo; 22 mil 500 pesos que se sumaron a la fortuna de los Beceiro, quienes después de eso abrieron varios restaurantes de lujo y hasta les alcanzó para comprarse una casa en Woodlands.
Fuente: Libertad bajo palabra. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario