El presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión una iniciativa de reformas a la Ley de Instituciones de Crédito y al Código Civil Federal para permitir a los menores de entre 15 y 18 años de edad abrir cuentas bancarias por sí mismos y recibir por esa vía los apoyos sociales del gobierno federal. 



La reforma facilitaría la inclusión de casi 7 millones de mexicanos al sistema financiero. La bancarización de los jóvenes es necesaria para otorgar los estímulos económicos a estudiantes de bachillerato en escuelas públicas, con el fin de evitar la deserción escolar. 

Cabe mencionar que en México actualmente es posible aperturar una cuenta para una persona menor de 18 años de edad, sin embargo este trámite debe ser realizado a través de quienes ejercen la patria potestad o de sus tutores, quienes fungen como sus representantes y titulares de dichas cuentas bancarias, los cuales están facultados para poder administrar el patrimonio del niña, niño o adolescente, toda vez que éste no puede disponer libremente de sus bienes ni contratar, por sí mismo, lo que limita la operatividad de sus cuentas y complica su apertura.



Esta reforma busca modificar diversas disposiciones de la Ley de Instituciones de Crédito y del Código Civil Federal.

“Como excepción a lo establecido en el párrafo anterior, los menores de edad, a partir de los quince años cumplidos, podrán abrir cuentas de depósito bancario de dinero en términos de la Ley de Instituciones de Crédito, sin la intervención de sus representantes y tendrán la administración de los fondos depositados en dichas cuentas con los efectos a los que se refiere el artículo 435 de este código”, describe la modificación al artículo 23 del Código Civil Federal.
Con información de El Universal. 

AMLO envía propuesta al Congreso para bancarizar a 7 millones de jóvenes.


El presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión una iniciativa de reformas a la Ley de Instituciones de Crédito y al Código Civil Federal para permitir a los menores de entre 15 y 18 años de edad abrir cuentas bancarias por sí mismos y recibir por esa vía los apoyos sociales del gobierno federal. 



La reforma facilitaría la inclusión de casi 7 millones de mexicanos al sistema financiero. La bancarización de los jóvenes es necesaria para otorgar los estímulos económicos a estudiantes de bachillerato en escuelas públicas, con el fin de evitar la deserción escolar. 

Cabe mencionar que en México actualmente es posible aperturar una cuenta para una persona menor de 18 años de edad, sin embargo este trámite debe ser realizado a través de quienes ejercen la patria potestad o de sus tutores, quienes fungen como sus representantes y titulares de dichas cuentas bancarias, los cuales están facultados para poder administrar el patrimonio del niña, niño o adolescente, toda vez que éste no puede disponer libremente de sus bienes ni contratar, por sí mismo, lo que limita la operatividad de sus cuentas y complica su apertura.



Esta reforma busca modificar diversas disposiciones de la Ley de Instituciones de Crédito y del Código Civil Federal.

“Como excepción a lo establecido en el párrafo anterior, los menores de edad, a partir de los quince años cumplidos, podrán abrir cuentas de depósito bancario de dinero en términos de la Ley de Instituciones de Crédito, sin la intervención de sus representantes y tendrán la administración de los fondos depositados en dichas cuentas con los efectos a los que se refiere el artículo 435 de este código”, describe la modificación al artículo 23 del Código Civil Federal.
Con información de El Universal. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario