El pasado 19 de enero, Giselle, de 11 años de edad, desapareció en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México. Tras una semana de búsqueda, este sábado, autoridades mexiquenses encontraron a la menor sin vida. Sin embargo, porque se atravesaba su día de descanso, autoridades del Estado de México se mostraron renuentes a iniciar la búsqueda de Giselle, tras recibir la denuncia de su desaparición, denunciaron sus familiares.



La menor fue vista por última vez cerca del mediodía del 19 de enero, en la esquina de avenida Central y Benito Juárez, donde esperaba que su papá, quien es chofer de transporte público, la recogiera. Su cuerpo sin vida fue encontrado el pasado 24 de enero, en un terreno baldío del poblado de Coatepec, en Ixtapaluca. El domingo por la noche, la Fiscalía General del Estado de México entregó sus restos a la familia y este lunes fue sepultada.



“Era muy buena, muy inteligente […]. Solo me dijo que de grande quería jugar fútbol”, señaló Ailin, amiga de Giselle. Ante la falta de respuesta de las autoridades, familiares de la menor comenzaron a buscarla por su cuenta.

"Decían que hasta el día lunes, hasta el lunes querían arrojar la alerta Amber para empezar a buscarla, porque el domingo los señores descansan y como no eran sus hijos los que estaban desaparecidos, por eso les valió puritita madre”, reprochó Alma, tía de Giselle.

A 10 días de la desaparición de la menor, las autoridades del Estado de México no reportan detenidos por su crimen. La carpeta de investigación continúa abierta.

"Es un dolor muy muy feo de verdad […]. Yo tengo fe en que si las autoridades hacen lo que deben de hacer nada más y dios los va a castigar”, confió el padre de Giselle.
Con información de Noticiero en Punto. 

Autoridades no querían activar la Alerta Amber porque el domingo descansaban: familiares de Giselle, la niña de 11 años apareció muerta, “como no eran sus hijos los que estaban desaparecidos, por eso les valió puritita madre” señalan familiares


El pasado 19 de enero, Giselle, de 11 años de edad, desapareció en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México. Tras una semana de búsqueda, este sábado, autoridades mexiquenses encontraron a la menor sin vida. Sin embargo, porque se atravesaba su día de descanso, autoridades del Estado de México se mostraron renuentes a iniciar la búsqueda de Giselle, tras recibir la denuncia de su desaparición, denunciaron sus familiares.



La menor fue vista por última vez cerca del mediodía del 19 de enero, en la esquina de avenida Central y Benito Juárez, donde esperaba que su papá, quien es chofer de transporte público, la recogiera. Su cuerpo sin vida fue encontrado el pasado 24 de enero, en un terreno baldío del poblado de Coatepec, en Ixtapaluca. El domingo por la noche, la Fiscalía General del Estado de México entregó sus restos a la familia y este lunes fue sepultada.



“Era muy buena, muy inteligente […]. Solo me dijo que de grande quería jugar fútbol”, señaló Ailin, amiga de Giselle. Ante la falta de respuesta de las autoridades, familiares de la menor comenzaron a buscarla por su cuenta.

"Decían que hasta el día lunes, hasta el lunes querían arrojar la alerta Amber para empezar a buscarla, porque el domingo los señores descansan y como no eran sus hijos los que estaban desaparecidos, por eso les valió puritita madre”, reprochó Alma, tía de Giselle.

A 10 días de la desaparición de la menor, las autoridades del Estado de México no reportan detenidos por su crimen. La carpeta de investigación continúa abierta.

"Es un dolor muy muy feo de verdad […]. Yo tengo fe en que si las autoridades hacen lo que deben de hacer nada más y dios los va a castigar”, confió el padre de Giselle.
Con información de Noticiero en Punto. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario