De acuerdo a los datos de la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, el Diputado del Partido Verde Jorge Emilio González Martínez, mejor conocido como “El Niño Verde”, faltó al 91% de las votaciones; es decir faltó a 40 de 44 votaciones que los diputados tuvieron entre septiembre y diciembre de 2018. 

A pesar de ello, “El Niño Verde” cobró completo su salario y es uno de los actuales depurados que no tuvo necesidad de solicitar un sólo voto en las calles para las elecciones del pasado 1 de julio: se hizo Diputado federal gracias a que estaba en la lista de plurinominales de su partido.



No es primera ocasión que “El Niño Verde” actúa irresponsablemente como legislador, hace unos años se desempeñó como senador de la república y se distinguió también por ser el más faltista a las sesiones del senado durante los seis años que duró en el encargo...por supuesto, cobrando puntualmente su dieta. 

LOS FALTISTAS DE SAN LÁZARO.



En cada una de las 44 votaciones faltaron, en promedio, 22 legisladores del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), 19 del Partido Acción Nacional (PAN), siete del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuatro de Movimiento Ciudadano (MC) y cuatro del Partido del Trabajo (PT), así como tres del Partido de la Revolución Democrática(PRD), dos del Partido Encuentro Social (PES) y dos del Partido Verde Ecologista de México(PVEM).

“No obstante, las bancadas con mayor proporción de diputados faltistas son las del PVEM, MC, PAN y PRD, cuyos legisladores, en su totalidad, faltaron a cuando menos una de las votaciones. Le siguen los del PRI (98 por ciento faltó una vez), PT (96), PES (83) y Morena (82 por ciento).

En cuanto al número de faltas por Diputado faltista, la mayor proporción es la de los legisladores del PAN, con un promedio de 11 faltas por Diputado. Le siguen los del PVEM (nueve), PRI y PT (siete por legislador, por partido), además de MC y PRD (seis), Morena (cinco) y PES (cuatro faltas por legislador faltista).

“Pese a que sería “deseable” que los legisladores estuvieran presentes en todas las sesiones en que haya votación, ya que “esa es la forma en que se expresa la voluntad de la ciudadanía a través de sus representantes”, la afectación al proceso legislativo por la inasistencia de los diputados “es mínima” ya que, por lo general, el número de ausencias no genera un riesgo de suspensión de la sesión por falta de quórum, dijo a SinEmbargo el doctor Khemvirg Puente Martínez, especialista en Estudios Parlamentarios del Centro de Estudios Políticos (CEP) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De acuerdo con el Artículo 63 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, “las Cámaras no pueden abrir sus sesiones ni ejercer su cargo sin la concurrencia, en cada una de ellas, de más de la mitad del número total de sus miembros”. Esto implica que la Cámara de Diputados puede celebrar votaciones válidas en presencia de 251 (de 500) legisladores.

La última ocasión en que los diputados suspendieron una sesión por falta de quórum fue el 19 de abril de 2018, cuando sólo asistieron a votación 221 legisladores de la LXIII Legislatura (2015-2018).
Con información de Sin Embargo. 

El “Niño Verde” cobra puntualmente su dieta...pero ha faltado al 91% de las votaciones.


De acuerdo a los datos de la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, el Diputado del Partido Verde Jorge Emilio González Martínez, mejor conocido como “El Niño Verde”, faltó al 91% de las votaciones; es decir faltó a 40 de 44 votaciones que los diputados tuvieron entre septiembre y diciembre de 2018. 

A pesar de ello, “El Niño Verde” cobró completo su salario y es uno de los actuales depurados que no tuvo necesidad de solicitar un sólo voto en las calles para las elecciones del pasado 1 de julio: se hizo Diputado federal gracias a que estaba en la lista de plurinominales de su partido.



No es primera ocasión que “El Niño Verde” actúa irresponsablemente como legislador, hace unos años se desempeñó como senador de la república y se distinguió también por ser el más faltista a las sesiones del senado durante los seis años que duró en el encargo...por supuesto, cobrando puntualmente su dieta. 

LOS FALTISTAS DE SAN LÁZARO.



En cada una de las 44 votaciones faltaron, en promedio, 22 legisladores del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), 19 del Partido Acción Nacional (PAN), siete del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuatro de Movimiento Ciudadano (MC) y cuatro del Partido del Trabajo (PT), así como tres del Partido de la Revolución Democrática(PRD), dos del Partido Encuentro Social (PES) y dos del Partido Verde Ecologista de México(PVEM).

“No obstante, las bancadas con mayor proporción de diputados faltistas son las del PVEM, MC, PAN y PRD, cuyos legisladores, en su totalidad, faltaron a cuando menos una de las votaciones. Le siguen los del PRI (98 por ciento faltó una vez), PT (96), PES (83) y Morena (82 por ciento).

En cuanto al número de faltas por Diputado faltista, la mayor proporción es la de los legisladores del PAN, con un promedio de 11 faltas por Diputado. Le siguen los del PVEM (nueve), PRI y PT (siete por legislador, por partido), además de MC y PRD (seis), Morena (cinco) y PES (cuatro faltas por legislador faltista).

“Pese a que sería “deseable” que los legisladores estuvieran presentes en todas las sesiones en que haya votación, ya que “esa es la forma en que se expresa la voluntad de la ciudadanía a través de sus representantes”, la afectación al proceso legislativo por la inasistencia de los diputados “es mínima” ya que, por lo general, el número de ausencias no genera un riesgo de suspensión de la sesión por falta de quórum, dijo a SinEmbargo el doctor Khemvirg Puente Martínez, especialista en Estudios Parlamentarios del Centro de Estudios Políticos (CEP) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De acuerdo con el Artículo 63 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, “las Cámaras no pueden abrir sus sesiones ni ejercer su cargo sin la concurrencia, en cada una de ellas, de más de la mitad del número total de sus miembros”. Esto implica que la Cámara de Diputados puede celebrar votaciones válidas en presencia de 251 (de 500) legisladores.

La última ocasión en que los diputados suspendieron una sesión por falta de quórum fue el 19 de abril de 2018, cuando sólo asistieron a votación 221 legisladores de la LXIII Legislatura (2015-2018).
Con información de Sin Embargo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario