Habitantes de Mixquiahuala y Tlahuelilpan, Hidalgo, aseguran que los integrantes de diversos grupos dedicados a la perforación de ductos y obtención ilegal de combustibles de las instalaciones de Pemex que operaban en esa zona del estado, empezaron a huir luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a la población denunciar a los delincuentes.



Los entrevistados refirieron que los encargados de varias tomas clandestinas, quienes se dedicaban a la venta de combustible robado en los municipios de Tlahuelilpan, Tetepango, Tezontepec, Tlaxcoapan y Teltipan, han abandonado algunas de sus propiedades, como bodegas en las que se almacena gasolina y diésel.

A este respecto, funcionarios del gobierno federal confirmaron que por medio de la Fiscalía General de la República (FGR) se han recibido algunos señalamientos en contra de autoridades de los ayuntamientos antes mencionados y contra algunos de sus familiares, ya que supuestamente –además de controlar bodegas– participaban en casos de extorsión, en los cuales, cuando los policías detenían a algún huachicolero ajeno a los grupos locales, les pedían entre 10 mil y 20 mil pesos por dejarlo en libertad y no entregarlo a la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo.



La huida de los presuntos delincuentes de los municipios mencionados está relacionada con las investigaciones iniciadas tras el estallido de la toma clandestina, que al momento ha dejado un saldo de 100 muertos y más de 50 heridos que siguen recibiendo atención médica debido a las quemaduras que sufrieron el viernes pasado.

Ese día, cientos de habitantes de Tlahuelilpan y de comunidades que se encuentran a más de 10 kilómetros de distancia de esta localidad, como Tula, fueron atraídos a un campo de cultivo de alfalfa en el cual había una gran fuga de gasolina en la toma clandestina ubicada en la zona de la Colonia San Primitivo, a la altura del kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula, que al final estalló.
Con información de La Jornada.

Huachicoleros huyen de Hidalgo, luego de que AMLO pidió que se les denunciara.


Habitantes de Mixquiahuala y Tlahuelilpan, Hidalgo, aseguran que los integrantes de diversos grupos dedicados a la perforación de ductos y obtención ilegal de combustibles de las instalaciones de Pemex que operaban en esa zona del estado, empezaron a huir luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a la población denunciar a los delincuentes.



Los entrevistados refirieron que los encargados de varias tomas clandestinas, quienes se dedicaban a la venta de combustible robado en los municipios de Tlahuelilpan, Tetepango, Tezontepec, Tlaxcoapan y Teltipan, han abandonado algunas de sus propiedades, como bodegas en las que se almacena gasolina y diésel.

A este respecto, funcionarios del gobierno federal confirmaron que por medio de la Fiscalía General de la República (FGR) se han recibido algunos señalamientos en contra de autoridades de los ayuntamientos antes mencionados y contra algunos de sus familiares, ya que supuestamente –además de controlar bodegas– participaban en casos de extorsión, en los cuales, cuando los policías detenían a algún huachicolero ajeno a los grupos locales, les pedían entre 10 mil y 20 mil pesos por dejarlo en libertad y no entregarlo a la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo.



La huida de los presuntos delincuentes de los municipios mencionados está relacionada con las investigaciones iniciadas tras el estallido de la toma clandestina, que al momento ha dejado un saldo de 100 muertos y más de 50 heridos que siguen recibiendo atención médica debido a las quemaduras que sufrieron el viernes pasado.

Ese día, cientos de habitantes de Tlahuelilpan y de comunidades que se encuentran a más de 10 kilómetros de distancia de esta localidad, como Tula, fueron atraídos a un campo de cultivo de alfalfa en el cual había una gran fuga de gasolina en la toma clandestina ubicada en la zona de la Colonia San Primitivo, a la altura del kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula, que al final estalló.
Con información de La Jornada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario