El violador fue beneficiado para poder ver al hijo de su víctima, sentencio un Juez de Michigan, en EEUU.

Christopher Mirasolo fue detenido dos veces por violación de menores. Y ahora un juez en Michigan, EE.UU. , le concedió el derecho a tener la custodia compartida del hijo nacido de su primera víctima.

Se trata de un caso extraordinario y jurídicamente intrincado. El niño en cuestión tiene 8 años de edad. Hay una prueba de ADN que demuestra a ser Mirasolo su padre biológico. El juez no sólo define que el criminal puede visitar, sino que también dio la dirección de su madre, que vive hoy en día en la Florida, y determinó, sin su consentimiento, que el nombre del violador se registra en el acta de nacimiento niño.



El crimen ocurrió en septiembre de 2008, cuando la víctima tenía 12 años de edad. El violador, que tenía 18 años, mantuvo a la niña entonces bajo su poder por dos días. En el mes siguiente, fue arrestado y condenado a sólo un año de prisión después de haber concertado un acuerdo de colaboración con la fiscalía. Fue soltado seis meses más tarde, para cuidar de su madre enferma.

El caso causó indignación en el país y de la víctima violada por Mirasolo. La abogada de la víctima consideró la decisión "insana". Mirasolo volvió a violar a otra menor, de 14 años, y fue entonces condenado a cuatro años de prisión.



La abogada de la víctima considera, pues, que la decisión de concederle derecho de visita no respeta la norma Rape Survivor Child Custody Act por sus siglas en ingles del 2015, proyecto de ley que regula la custodia de niños oriundos de violación.

Esta iniciativa, tomada por el presidente demócrata Barack Obama, autoriza que los tribunales nieguen a violados condenados el derecho de paternidad sobre los hijos nacidos a partir del crimen. También da a las víctimas el acceso a más fondos gubernamentales federales. Los Estados, a su vez, adoptan versiones propias de esa ley, lo que hace que las medidas aplicadas varíen según el caso.

Protocolo de rutina
La abogada de Mirasolo dejó claro que su cliente no hizo ningún pedido de guardia, afirmando que todo ello surgió de la solicitud, hecha por la madre, de un subsidio público para las necesidades del hijo. Esta petición habría originado un proceso burocrático de rutina por medio del cual el Estado define quién es el padre del menor en cuestión.

El mes pasado, Mirasolo recibió un oficio por medio del cual era informado de que podía usufructuar de la guardia compartida y que le estaba concedido el derecho de poder visitar a su hijo. La abogada afirmó que su cliente jamás dio a entender que podría hacer uso de ese derecho.

Se cree que este es el primer caso de este tipo en Michigan e incluso en el Estados Unidos en su conjunto. Según los medios de comunicación locales, Mirasolo no quiere tener ninguna relación con el hijo, tampoco entrar en contacto con la madre, aunque se dispone a pagar una pensión para ayudar en los gastos del niño.
Fuente: El País

Juez concede que violador vea a su hijo, producto de una violación cometida a niña de 12 años


El violador fue beneficiado para poder ver al hijo de su víctima, sentencio un Juez de Michigan, en EEUU.

Christopher Mirasolo fue detenido dos veces por violación de menores. Y ahora un juez en Michigan, EE.UU. , le concedió el derecho a tener la custodia compartida del hijo nacido de su primera víctima.

Se trata de un caso extraordinario y jurídicamente intrincado. El niño en cuestión tiene 8 años de edad. Hay una prueba de ADN que demuestra a ser Mirasolo su padre biológico. El juez no sólo define que el criminal puede visitar, sino que también dio la dirección de su madre, que vive hoy en día en la Florida, y determinó, sin su consentimiento, que el nombre del violador se registra en el acta de nacimiento niño.



El crimen ocurrió en septiembre de 2008, cuando la víctima tenía 12 años de edad. El violador, que tenía 18 años, mantuvo a la niña entonces bajo su poder por dos días. En el mes siguiente, fue arrestado y condenado a sólo un año de prisión después de haber concertado un acuerdo de colaboración con la fiscalía. Fue soltado seis meses más tarde, para cuidar de su madre enferma.

El caso causó indignación en el país y de la víctima violada por Mirasolo. La abogada de la víctima consideró la decisión "insana". Mirasolo volvió a violar a otra menor, de 14 años, y fue entonces condenado a cuatro años de prisión.



La abogada de la víctima considera, pues, que la decisión de concederle derecho de visita no respeta la norma Rape Survivor Child Custody Act por sus siglas en ingles del 2015, proyecto de ley que regula la custodia de niños oriundos de violación.

Esta iniciativa, tomada por el presidente demócrata Barack Obama, autoriza que los tribunales nieguen a violados condenados el derecho de paternidad sobre los hijos nacidos a partir del crimen. También da a las víctimas el acceso a más fondos gubernamentales federales. Los Estados, a su vez, adoptan versiones propias de esa ley, lo que hace que las medidas aplicadas varíen según el caso.

Protocolo de rutina
La abogada de Mirasolo dejó claro que su cliente no hizo ningún pedido de guardia, afirmando que todo ello surgió de la solicitud, hecha por la madre, de un subsidio público para las necesidades del hijo. Esta petición habría originado un proceso burocrático de rutina por medio del cual el Estado define quién es el padre del menor en cuestión.

El mes pasado, Mirasolo recibió un oficio por medio del cual era informado de que podía usufructuar de la guardia compartida y que le estaba concedido el derecho de poder visitar a su hijo. La abogada afirmó que su cliente jamás dio a entender que podría hacer uso de ese derecho.

Se cree que este es el primer caso de este tipo en Michigan e incluso en el Estados Unidos en su conjunto. Según los medios de comunicación locales, Mirasolo no quiere tener ninguna relación con el hijo, tampoco entrar en contacto con la madre, aunque se dispone a pagar una pensión para ayudar en los gastos del niño.
Fuente: El País

No hay comentarios.:

Publicar un comentario