En Tlahuelilpan el combustible para sembrar y levantar la siembra llevaba ocho días agotado, por lo que al escuchar que estaban “regalando combustible”, Isidoro Velasco Pérez y sus tres sobrinos, entre ellos Luis Enrique Hidalgo Velasco, de 22 años, que se encuentra en terapia intensiva en el hospital de Traumatología de Magdalena de las Salinas, acudieron para obtener el hidrocarburo y reponerse de las siembras perdidas.



“Se corrió el rumor de que regalaban la gasolina, por eso fuimos, teníamos reservas, pero cuando nos acercamos a los militares con los bidones en la mano y les pedimos permiso para pasar a donde estaba la fuente de gasolina, me dice: Adelante, bajo tu propia vida. Por eso, a mi entender, nos dieron permiso", recordó Isidoro.



Sin embargo, luego de la explosión, Luis Enrique se debate entre la vida y la muerte en el área de terapia intensiva del Magdalena de las Salinas; sus primos Carlos Martínez Velasco y Mario Hidalgo Velasco ya fallecieron.

“Deja un gran vacío”.

La mirada de Yesenia Reyes cambió de un día para el otro. El sábado era de angustia, este día es de desolación.

La noche del sábado, después de que el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, se reuniera con los familiares de los 12 heridos que llegaron al hospital general de Pachuca con quemaduras en más de 90 de su cuerpo, falleció Francisco Ortiz.

“Yo estaba consciente de que podía morir mi esposo desde que lo ingresaron aquí en el hospital, y ayer que nos habló el gobernador, reafirmó lo que estaba sintiendo, pensando", expresó Yesenia, quien esperaba un documento sellado por el Ministerio Público para retirar el cuerpo de su esposo.
Con información de: Agencias  

Los militares nos dieron permiso de pasar por gasolina, son responsables: sobreviviente.


En Tlahuelilpan el combustible para sembrar y levantar la siembra llevaba ocho días agotado, por lo que al escuchar que estaban “regalando combustible”, Isidoro Velasco Pérez y sus tres sobrinos, entre ellos Luis Enrique Hidalgo Velasco, de 22 años, que se encuentra en terapia intensiva en el hospital de Traumatología de Magdalena de las Salinas, acudieron para obtener el hidrocarburo y reponerse de las siembras perdidas.



“Se corrió el rumor de que regalaban la gasolina, por eso fuimos, teníamos reservas, pero cuando nos acercamos a los militares con los bidones en la mano y les pedimos permiso para pasar a donde estaba la fuente de gasolina, me dice: Adelante, bajo tu propia vida. Por eso, a mi entender, nos dieron permiso", recordó Isidoro.



Sin embargo, luego de la explosión, Luis Enrique se debate entre la vida y la muerte en el área de terapia intensiva del Magdalena de las Salinas; sus primos Carlos Martínez Velasco y Mario Hidalgo Velasco ya fallecieron.

“Deja un gran vacío”.

La mirada de Yesenia Reyes cambió de un día para el otro. El sábado era de angustia, este día es de desolación.

La noche del sábado, después de que el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, se reuniera con los familiares de los 12 heridos que llegaron al hospital general de Pachuca con quemaduras en más de 90 de su cuerpo, falleció Francisco Ortiz.

“Yo estaba consciente de que podía morir mi esposo desde que lo ingresaron aquí en el hospital, y ayer que nos habló el gobernador, reafirmó lo que estaba sintiendo, pensando", expresó Yesenia, quien esperaba un documento sellado por el Ministerio Público para retirar el cuerpo de su esposo.
Con información de: Agencias  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario