En la vía Huixtla-Huehuetán, en la conocida curva del diablo, se registró la volcadura de un camión cargado con productos de gel, luego de que fuera embestido por la caja que se desprendió de un tráiler.

De acuerdo con los reportes, un tráiler de un sólo remolque iba con dirección a Tapachula, cuando al llegar a la conocida curva, debido al exceso de velocidad y la carga, la caja se desprendió de la pesada unidad e impactó contra un camión de alto tonelaje de la marca Dodge-Ram, conducido por Martín Elorio “N”, quien por fortuna salió ileso. 



En cuestión de minutos, un grupo de pobladores y automovilistas llegaron hasta el lugar del accidente para llevarse los productos de gel para cabello que transportaba el tráiler y tras casi una hora, autoridades acudieron al lugar para frenar la rapiña.

Sin embargo, los pobladores enfrentaron a los policías e impidieron que frenaran la rapiña, ante la violencia de los que ahí estaban, los uniformados no tuvieron opción más que quedarse ahí como espectadores y previniendo a los automovilistas que circulaban para no provocar un accidente mayor.



Paramédicos atendieron a dos jóvenes de 17 años, quienes se lastimaron con los fierros retorcidos de la caja del tráiler.

NO ES EL PRIMER CASO. 

En septiembre de 2018 un camión lleno de abarrotes se quedó sin frenos y terminó en una rampa de arena. Hasta ahí fueron las personas de los pueblos cercanos a saquear al camión que afortunadamente no se volcó.

Tan atareados estaban en la rapiña que no se dieron cuenta que otro camión, que también se quedó sin frenos, utilizó la misma rampa y arrolló a cuatro personas. Sólo faltaba que los familiares de los fallecidos demandaran al dueño del camión de abarrotes por la muerte de los saqueadores.

Este tipo de rapiña nos ayuda a entender lo que sucedió en Tlahuelilpan, Hidalgo, donde cientos de personas pusieron en riesgo su vida para robarse unos litros de gasolina. Ya van más de cien muertos por esta tragedia y la gente no escarmienta. Lo dicho, con este tipo de ciudadanos no hay Cuarta Transformación que sirva.

Pobladores hacen rapiña multitudinaria a camión que transportaba gel para el pelo


En la vía Huixtla-Huehuetán, en la conocida curva del diablo, se registró la volcadura de un camión cargado con productos de gel, luego de que fuera embestido por la caja que se desprendió de un tráiler.

De acuerdo con los reportes, un tráiler de un sólo remolque iba con dirección a Tapachula, cuando al llegar a la conocida curva, debido al exceso de velocidad y la carga, la caja se desprendió de la pesada unidad e impactó contra un camión de alto tonelaje de la marca Dodge-Ram, conducido por Martín Elorio “N”, quien por fortuna salió ileso. 



En cuestión de minutos, un grupo de pobladores y automovilistas llegaron hasta el lugar del accidente para llevarse los productos de gel para cabello que transportaba el tráiler y tras casi una hora, autoridades acudieron al lugar para frenar la rapiña.

Sin embargo, los pobladores enfrentaron a los policías e impidieron que frenaran la rapiña, ante la violencia de los que ahí estaban, los uniformados no tuvieron opción más que quedarse ahí como espectadores y previniendo a los automovilistas que circulaban para no provocar un accidente mayor.



Paramédicos atendieron a dos jóvenes de 17 años, quienes se lastimaron con los fierros retorcidos de la caja del tráiler.

NO ES EL PRIMER CASO. 

En septiembre de 2018 un camión lleno de abarrotes se quedó sin frenos y terminó en una rampa de arena. Hasta ahí fueron las personas de los pueblos cercanos a saquear al camión que afortunadamente no se volcó.

Tan atareados estaban en la rapiña que no se dieron cuenta que otro camión, que también se quedó sin frenos, utilizó la misma rampa y arrolló a cuatro personas. Sólo faltaba que los familiares de los fallecidos demandaran al dueño del camión de abarrotes por la muerte de los saqueadores.

Este tipo de rapiña nos ayuda a entender lo que sucedió en Tlahuelilpan, Hidalgo, donde cientos de personas pusieron en riesgo su vida para robarse unos litros de gasolina. Ya van más de cien muertos por esta tragedia y la gente no escarmienta. Lo dicho, con este tipo de ciudadanos no hay Cuarta Transformación que sirva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario